ITS

(Infecciones de Transmisión Sexual)

Las Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) en su mayoría se transmiten de una persona a otra durante las relaciones sexuales. Están causadas por bacterias, virus, hongos o parásitos. Entre las ITS más frecuentes se encuentran el VIH, la Sífilis, la Gonorrea, la Chlamydia, el Herpes Genital, el Virus del Papiloma Humano y la Hepatitis B.

Muchas de estas infecciones pasan desapercibidas, sobre todo al principio. La mayoría se tratan y previenen de forma sencilla, pero si no se tratan adecuadamente pueden tener importantes consecuencias.

Hay algunos síntomas que pueden indicar que has contraído una ITS. Si los tienes, acude a tu centro de salud o centro de enfermedades de transmisión sexual para realizarte una revisión y seguir las prescripciones médicas.

Mujeres:

  • Flujo anormal en la vagina con o sin olor desagradable.

  • Úlceras, ronchas, verrugas o ampollas cerca de los genitales, ano o boca.

  • Inflamación de uno o más ganglios cercanos a la úlcera.

  • Dolor en la zona de la pelvis.

  • Escozor o picor alrededor de los genitales.

  • Ardor al orinar o defecar.

  • Sangrado por la vagina sin tratarse de la menstruación o tras la relación sexual.

  • Dolor en la vagina durante las relaciones sexuales, de aparición repentina.

Hombres:

  • Secreción por la uretra.

  • Úlceras, ronchas, verrugas o ampollas cerca de los genitales, ano o boca.

  • Inflamación de uno o más ganglios cercanos a la úlcera.

  • Dolor e inflamación en los testículos.

  • Escozor o picor alrededor de los genitales.

  • Ardor y dolor al orinar o defecar.

Sólo el preservativo (masculino y femenino) protege frente a la transmisión del VIH y otras ITS. Úsalo en todas tus relaciones sexuales.

Si tienes una ITS es conveniente que avises a las personas con quienes hayas mantenido relaciones sexuales recientes para informarles sobre la posibilidad de transmisión aunque no tengan síntomas.

01

BRANDING

02

STORYTELLING

03

DESIGN

04

CONSULTING